Albarracín es el pueblo más bonito de España (y probablemente del Universo conocido).

El Albarracín es un pueblo que (para los que han viajado un poco por España) siempre ha ocupado los más altos lugares de las listas de los pueblos más bonitos de España. Sin embargo, recientemente dejó de ser uno de los más bonitos (entre muchos otros) para convertirse en el pueblo más bonito de España, según una votación del diario "El País" de casi 5 mil personas. En ésta reñida votación, que incluía 30 pueblos de ensueño como Cudillero en Asturias, Besalú en Girona y Santillana del Mar en Cantabria, el Albarracín se proclamó victorioso entre todos.


Por supuesto, la belleza tiende a ser subjetiva, pero si has ido a este pueblo habrás experimentado su encanto por cada calle empedrada, viga de madera, fachada de yeso ocre y rojizo, muralla medieval y fortificación. La estética de este pueblo, rodeado de formaciones rocosas, pinares y murallas de tonos cálidos, es lo más próximo a una belleza objetiva e incuestionable.


Casa de construcción típica de yeso rojo y vigas de madera, con el Castillo de Albarracín y la Catedral del Salvador al fondo.

Conforme vas entrando y subiendo al pueblo, divisas escenas de película que te harán cuestionarte si acabas de interrumpir un rodaje medieval, del que apresuradamente sacas fotos para preservar sus tesoros como si fueran a quitar el "montaje" al día siguiente. En realidad, pronto te das cuenta de que si documentas cada pintoresco detalle del pueblo (cada metro cuadrado reluce como el oro) llenarías la memoria de tu móvil o cámara, pues cada escena con la que te topas mejora la anterior.



El recorrido se desenvuelve entre bonitas y coloridas calles serpenteantes y plazas como el Rincón del Abaníco, la Plaza del Aseo y su preciosa Casa de Santa María, o la amplia Plaza Mayor y su mezcla de construcciones de piedra con balcones de madera tallada. Llegando a lo alto, das con la Catedral del Salvador y sus vívidas tejas tricolores, construida en el siglo XVI.


Los paisajes panorámicos que ves desde el mirador de la catedral permiten apreciar tanto las murallas medievales, situadas en la cresta de la sierra al norte, como la parte sur del pueblo, donde se alza la antigua Torre de Doña Blanca, detrás del Convento de los Carmelitas Descalzos. Todavía mejor, el Castillo de Albarracín, fortaleza árabe del siglo X que fue sede de la Taifa de Albarracín, se encuentra en la parte más alta del pueblo, desde donde disfrutarás las vistas más altas y completas.


Sorprendentemente, los varios estilos arquitectónicos del pueblo se entrelazan armoniosamente para resultar en una estética muy cuidada y profundamente bella, alcanzada durante más de mil años de fusión de distintas culturas y diferentes reinos. Todo ello perfeccionado por la gran renovación arquitectónica y cultural que la Fundacion Santa María de Albarracín ha impulsado a monumentos clave del pueblo, como la Casa de la Julianeta, la Residencia de Santa María y por supuesto la Catedral del Salvador.


Después de ir a este pueblo las palabras "precioso" o "increíble" tendrán otro significado para tí...¡Aunque sea mientras te dure la visita en la memoria!



Murallas medievales y Torre del Trovador

#albarracin #precioso #elpueblomasbonitodeespaña #teruel #pueblomedieval #medievalvillage